Evernote: el anotador hipertextual

Evernote1

Siempre fui de las que anota todo en miles y variados tipos de “papelitos”. Esa última hoja del cuaderno cortada, atrás del ticket del supermercado o en el anotador divino que traje de algún viaje, y por ahí sigue la lista.  Pero esos “papelitos” muchas veces se pierden por el camino, nunca más vuelven, nunca más los vuelvo a encontrar.

En Agosto del 2013 compré un iPad mini que tengo hasta hoy y utilizo para todo, me ha facilitado la vida como profesora y estudiante de doctorado. Leo libros, filmo y saco fotos, utilizo redes sociales, escribo textos y hasta edito este mismísimo blog. Sin duda, una de mis App favoritas es Evernote y me gustaría compartir aquí para lo que la utilizo y como fui descubriendo su potencial a lo largo de estos últimos años.

¿Qué podemos hacer con Evernote?

Infografia Evernote

Como se puede ver en esta infografía Evernote, en su versión gratuita, tiene la capacidad de almacenar diferentes tipos de notas como: imágenes, audios, fotografías, páginas webs, mapas. Esto abre un mundo de posibilidades para que nuestras notas dejen de ser simplemente textos lineales y pasen a ser verdaderos hipertextos.

Mucho más que un simple anotador: un diario de campo e investigación. 

Para mí, quizás ésta sea la mayor  utilidad que le he dado a Evernote a lo largo del 2015 con el comienzo de mis estudios de doctorado. Tengo varias libretas con diversos asuntos, a una la llamé “diario de pesquisa” que funciona como mi diario de investigación, donde registro conferencias, reuniones con mi grupo de investigación, mi inmersión en campo, que serían las prácticas pedagógicas que tengo con mis alumnos en las clases presenciales en la universidad y en las redes sociales.

Lo que más me gusta es que puedo incorporar links con las lecturas, libros, textos y vídeos que trabajo en clase, puedo adicionar fotos de mis prácticas y de lo que voy observando, capturar imágenes de internet y guardarlas dentro de las notas, grabar audios de los encuentros con mi directora de tesis o charlas de mi interés. Evernote no solo organiza mis notas por año y meses, sino que todo mi material queda sincronizado en la nube automáticamente desde que estoy editando, siempre que esté conectada puedo abrirlo desde mi computadora, mi tablet o celular. Esta es una excelente forma de no perder nuestros “rastros” a medida que avanzamos en la investigación, lo recomiendo y defino como un “diario hipertextual”.

diario de pesquisa

Hace unos meses estuve en una conferencia sobre “diarios de investigación” del profesor brasileño Joaquim Barbosa,  de la Universidad de Rio Grande do Norte (UERN). Y él dijo algo que llevaré siempre conmigo: “lo que no registramos se convierte en recuerdo”, comparto totalmente esta idea, me gusta tener recuerdos pero creo que muchas veces se pierden en mi memoria. Cuando hablamos de formación e investigación es fundamental aprovechar de estas herramientas de organización para poder registrar, guardar y utilizar mejor nuestras ideas.

 

One thought on “Evernote: el anotador hipertextual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *